Take nothing but pictures; LEAVE NOTHING BUT FOOTPRINTS

sábado, 23 de febrero de 2013

Short story

No tengo muy claro cómo llegamos al punto de hacer los días reversibles, pero llegó un momento en que nos dábamos largos baños a las dos de la mañana, paseos nocturnos para evitar el tráfico de gente y atípicas cenas de madrugada. El desayuno era cosa de las seis de la tarde, después de dormitar todo el día y, ¿quién necesita planes cuando tienes una enorme cama y tiempo para compartirla?
Tal vez usáramos el tiempo de manera extraña, pero desde luego no lo desperdiciábamos.
Luego llegó el mal sabor de boca que siempre acaba llegando cuando te acuerdas de que nada es para siempre y menos esto tan perfecto y, por tanto, tan vulnerable, que teníamos entre manos. La realidad no tardaría en llamar a la puerta, y los baños ya no eran tan largos...ni los paseos tan gratificantes. Era como si un enorme reloj en cuenta atrás se hubiera instalado en casa sin intención de marcharse, haciendo cada vez más y más ruido, recordándonos lo que estaba por llegar.
Aunque hicimos lo posible por no escucharlo, el constante tic-tac nos acabó superando.
- Volvemos cuando quieras, ya lo sabes - me dijo a cierta hora de la noche
- Creía que estabas dormido
- Últimamente me cuesta dormir...
- Igual que a mi
Después de esto, nada. Silencio. Note cómo me rodeaba con los brazos. Y el sonido del reloj por fin se suavizó un poco.

sábado, 5 de enero de 2013

Capítulo I

[Este es un libro de ficción, no una biografía]



Capítulo uno

Mierda. Malditas medias, malditas sean todas las medias de este planeta. ¡Pero si ni las he tocado! Ahora a ver qué hago, joder. Abro el cajón de los calcetines de un tirón y empiezo a rebuscar lo que en el fondo sé que no hay: unas medias sin romper. Siguiendo la rutina de cada vez que salgo de fiesta, me arrepiento de haberme empeñado en comprarme unas medias en vez de llevar los vaqueros, que al final es lo que mejor queda. Mira, pues vaqueros y a tomar por culo.
- ¡Avísame cuando vuelvas!
- Vale, mamá
Procedo a ponerme rímel sin pegotes, todo un desafío. ¿Cómo me dijeron el otro día? En zig-zag. ¿Eso qué significa?
- ¿Cómo vas?
- En coche, creo
- ¿Crees?
-  Aún hay tiempo de que alguien se ofrezca a recogerme…
Sonrío para mí misma. Ilusa. Nadie te va a llamar para ofrecerse a recogerte. Esos tiempos ya pasaron, reina.
- Mamá, que voy en mi coche, no te preocupes
- Bueno, pues cuidado y todo eso
Hago a todo correr un cambio de bolso haciendo un recuento rápido: llaves, móvil, cacao…la cartera aquí no cabe. No puedo evitar poner los ojos en blanco, ¡ya llego tarde como siempre! Y de repente me miro de reojo en el espejo de la entrada. Voy igual que todos los viernes. Cada vez más delgada, el pelo cada vez más largo…pero los mismos vaqueros, parte de arriba y tacones negros, al fin y al cabo. ¿Estoy a tiempo de recuperar las medias?

Me subo al coche como un rayo, he salido corriendo de casa para que mi madre no se fije en el roto y así ahorrarme la charla de ¿cómo es eso que dice siempre? "Si te vistes de bruja atraerás a los demonios". Pues eso. Me niego a creer que las cosas son así de simples. Yo no soy ninguna bruja. Sobretodo, que hoy en día nadie se piensa nada porque lleves las medias un poco rotas, es que ni se ve, vamos. La tapo con la falda y a correr.
A ver, musiquita para animar la noche. Está puesto el disco de Hombres G…me vale. Voy tarareando hasta aparcar en la casa donde es la fiesta. Como era de esperar, no hay sitio para aparcar y me voy a tener que dar el paseo.

- ¡Hola! Perdón por llegar tarde…
- ¡No te preocupes! No llegas tan tan tarde, solo tarde, en tu linea. Pasa.
Mi amiga y cuñada Marta ya está acostumbrada a que llegue tarde, de hecho me suelen decir que hemos quedado media hora antes para que llegue a la hora correcta. Así soy yo, me rodea un margen de error de media hora. Me bajo un poco la falda al acordarme de la carrera. Sonrío y entro en el salón, que está a rebosar de gente, e intento ubicar alguna cara conocida. Veo por ahí a mi primo Nico, el novio de Marta; también a mis amigas de la uni y a bastantes amigos de verano y con una sonrisilla me acerco al mogollón. "¡Hola! ¿Qué tal todo? ¿Cómo llevas los exámenes? ¡Yo tampoco he empezado a estudiar! Es que maldito plan Bolonia… ¿Luego sales? ¿A dónde? Yo no sé si Bisu o Keeper…depende de donde vayan todos. Si, si, ahora nos vemos, hasta ahora". Las mismas conversaciones de todos los días, casi las tenemos sin pensar lo que estamos diciendo o lo que te están contestando; lo más divertido es lo de "ahora nos vemos" y mientras lo dices sabes que es poco probable que vuelvas a hablar con esa persona en lo que queda de noche.
- Tía, llevas las medias rotas
Me giro para ver a mi amiga Alejandra escrutando mi vestimenta.
- Si. Estaba harta de los vaqueros. ¿A qué hora has llegado?
- Hace un rato. Luego salimos ¿no?
- Por mi genial, si
- mmm…oye, por cierto- me dice mirando nerviosa alrededor - ha venido Jaime, ¿quieres una copa?
Me río un poco amargamente mientras le busco con la mirada
- Voy en coche, no puedo
- Yo te llevo a casa luego, anda, tómate una copa- insiste nerviosa.
- ¿Se puede saber qué te pasa?
- Nada, nada… Bueno, tú ya estás mejor y eso ¿no?
- No sé qué decirte. ¿Mejor que cuando? ¿Que cuando estábamos juntos, que cuando lo dejamos…?
- En general, Blanca, que si lo tienes más o menos superado, digo
- Más o menos, si. ¿A qué viene esto?
Y otra vez mira inquieta alrededor. Y entonces lo entiendo.
- ¿Está con alguien?
Ale me mira a los ojos un segundo y eso basta para confirmarlo.
- Genial. ¿La conozco?
- No creo. Yo no, desde luego.
Me doy la vuelta dispuesta a encontrarla. Y ahí están. De repente les veo. Él, moreno, de camisa, muy guapo, como siempre. Ella bien pegada a él; blancucha, pelo largo y castaño, delgadita, ojos verdes. Me bajo inconscientemente la falda al verla a ella tan arreglada, tan perfectamente vestida.
- ¿Cómo se llama?- pregunto con la mirada fija en ellos
- Blanca
Cierro los ojos.
- Es broma ¿no?
Ale niega con la cabeza
- ¿Lo ha hecho aposta tú crees?- pregunto
- ¿El que?
- Pues salir con mi puto clon.
- Pero si no os pareceis en nada…
- Mira Ale; mismo pelo, mismo nombre, mismo color de ojos, piel…déjame adivinar, es del noventa y uno y estudia E3 en Icade.
- Pero si nosotras no estudiamos eso…
- Me da lo mismo. Es lo que estudian todas esas- digo molesta
- Me parece que estás un poco paranoica eh…
- Mazo, mazo paranoica- digo irónicamente, enfatizando el "mazo"
- Odio que digas eso así. O dices mazo o no lo dices, pero no lo digas para meterte con los que lo dicen.
La miro entornando los ojos.
- Me parece que estás un poco paranoica eh
Ella levanta las manos como diciendo "lo que tú digas".
- Voy a tomarme una copa- digo al fin
- Buena idea, si.
De camino alguien me coge del brazo.
-Feliz año, Blanca, que no nos hemos visto…
Es Santi, mi vecino. Nos conocemos de toda la vida. Es un tío muy guapo, siempre me ha caído bien, aunque a la gente de primeras no le suele gustar. Es consciente de que físicamente está muy bien y eso le hace ser un poco prepotente. Tiene un handicap y es que su máxima es ligarse todo lo que lleve faldas, lo que resulta un poco triste y frustrante, ya que no se puede ser mujer y pretender ser su amiga. Tal vez es amigo de las niñas con las que se ha enrollado ya alguna vez….está por ver.
- Feliz año, Santi. ¿Cómo estás?
- Bien. He visto que está Jaime por aquí.
Qué encanto. Tenía que sacar el maldito tema.
- Ah, no le he visto- digo mirando mi copa
Él sonríe
- Si, lo has hecho.
- Y si lo he hecho, qué
- Si no digo nada… ¿La has visto a ella?
No contesto.
- Así que también la has visto.
- ¿Te has propuesto estropearme la noche?
- Eh, pero no te pongas así…
- No sé, ¿de verdad no se te ocurre ningún otro tema del que hablarme que mi ex novio y su nueva…lo que sea?
- No pretendía molestar
- Ya
- Tú eres más guapa- dice dándome un empujón cariñoso
- Anda déjalo ya, en serio.
- No te pongas triste, que todos sabemos que tú le das mil vueltas.
- Si, pero al final ¿quién está con él, eh? Dime
- Te recuerdo que fuiste tú quien no quiso volver con él
- Ya estamos otra vez… Mis motivos tendría.
- No te digo que no. Pero ahora no te pongas así porque él haya rehecho su vida.
De repente la realidad me da de lleno en la cara. Esa realidad que no dejo que se cuele en mi cabeza, esa a la que intento evitar a toda costa desde que me levanto por las mañanas, haciendo planes, estudiando, manteniéndome ocupada en todo momento, hasta que me acuesto por las noches. La maldita realidad de que estoy sola. Sola, sola, sola y sola. Un desagradable escalofrío me recorre la espalda sin que pueda evitarlo. Intento no seguir pensando en ello, pero mi vida me parece por un momento absurda y sin sentido. La gente sigue con sus vidas, conoce a gente nueva y hace planes, como si nada hubiera pasado. Como si Jaime y yo nunca hubiéramos roto o hubiéramos estado saliendo siquiera. Como si los cuatro años que estuvimos juntos no valieran nada ya. Eso a la gente se le olvida. Me viene a la cabeza esa escena de The Holidays en la que Kate Winslet dice algo así como "sentirte el ser más pequeño e insignificante de este planeta, notar dolor en partes del cuerpo que ni siquiera sabias que tenías. Y no importa cuántas veces te cambies de peinado, te apuntes al gimnasio o cuantas copas te tomes con las amigas, porque sigues acostándote noche tras noche repasando cada detalle y preguntándote qué hiciste mal o qué…pudiste malinterpretar. A veces incluso logras convencerte de que él verá la luz y se presentará en tu puerta". ¿Por qué no seguí con Jaime cuando él me lo pidió? ¿Qué estúpido motivo me pareció tan importante o qué parte de esta nueva vida sin él no me esperaba?
- Eeeeeoooo Blaaaaancaaa
Santi está agitando una mano delante de mi cara para sacarme de mis ensoñaciones.
- Si, si, perdona, Santi, te dejo que tengo que encontrar a…alguien.
Intento llegar a la terraza cuanto antes, ¿hacía este calor cuando llegué? Me cruzo con varias personas a las que saludo por encima sin entretenerme mucho y por fin salgo fuera y respiro una bocanada de aire bien frío. Me apoyo contra una pared de ladrillo y echo la cabeza para atrás, cerrando los ojos. Necesito calmarme, necesito pensar con claridad. Tengo veintiún años, no puedo sentirme como si fuera una Kate Winslet; yo tengo toda mi vida por delante, no se acaba el mundo. ¿No?
Está oscuro y fuera hace frío, lo normal para ser enero en Madrid. Es raro que aun no esté tiritando, tratándose de mi. El vaho sale continuamente de mi boca, ¿estoy jadeando? ¿qué me pasa? Recién entrado el 2013 la gente ya está pensando en los exámenes, los viajes de esquí, Cancún… Y yo sigo aquí parada. Con más planes desechos que por hacer. No hace ni dos meses que lo dejamos y aun no le he dicho a mi hermana que Jaime no vendrá conmigo a su boda. Oh, por favor, que no me siente con todas sus amigas y sus novios…Es lo que me faltaba. Todos preguntándome ¿Y Jaime? ¿Y Jaime? ¿Y Jaime? JAIME NO ESTÁ ¿VALE? ERES CIEGA O QUÉ. Me río al imaginarme la escena…yo con ojeras y las medias rotas. Como la loca de los gatos de los Simpsons.
- Te veo bien
Me giro para ver cómo Jaime se sienta en una silla enfrente de mi y al pensar en lo que me acaba de decir me entra la risa tonta y me río aún más. Él, un poco descolocado, sonríe y suelta una risita sin entender nada.
- ¿Me ves bien?- pregunto irónica
Él asiente.
- No sé, guapa como siempre. Santi detrás de ti… Y tú riéndote sola en la oscuridad. ¿No es algo bueno?
Suelto un bufido mientras niego con la cabeza.
- Santi no está detrás de…
- Oh si, claro que lo está- me corta
- Bueno, no más que de cualquier otra, quiero decir.
- Es absurdo discutir esto. Ya lo hemos hablado muchas veces.
- Muchas veces, si.
Silencio
- ¿Estáis juntos?- pregunto sin mirarle a los ojos.
Tarda en contestar, y al hablar me llama la atención el vaho que sale de su boca…es como si estuviera fumando y él no fuma. Tiene gracia.
- No estoy seguro.
- ¿Y eso qué significa?
- No se, hemos salido un par de veces, hablamos, pasamos tiempo juntos…
- ¿Te has acostado con ella?- y me duele la respuesta incluso antes de saberla.
- si
Silencio
- Yo me acosté con Santi
Levanta la mirada de su vaso y su respiración se vuelve fuerte, pero no dice nada.
- Perdona, a lo mejor no tendría que habértelo contado...
- Puedes hacer lo que quieras. A mi ya no me incumbe. Tú sabrás lo que haces con tu vida- dice levantándose
- ¿No me vas a dar la charla sobre lo bajo que he caído y esas cosas?- pregunto para que no se vaya
- ¿Para qué? Si ya te has dado cuenta tú sola.
- No me arrepiento de haberlo hecho- y mientras lo digo me replanteo si me arrepiento o no
- Guay- dice haciendo amago de volver a la fiesta
- Espera, por favor
Ya estoy tiritando
- ¿Qué quieres?
- ¿Por qué siempre tienes que irte tú todo digno dejándome a mi con la sensación amarga en la boca? No he hecho más que tú. Y yo no me he puesto así porque te hayas acostado con mi clon
-  ¿tu qué?
- Con la tal Blanca esa
- ¿Qué me quieres decir con eso?
Eso, ¿qué le quiero decir con eso?
- Mira, que ojalá te vaya bien con ella
- ¿Lo dices en serio?
Tras pensarlo brevemente respondo:
- No
- Ya lo suponía
Levels empieza a sonar desde dentro de la fiesta y se nota el subidón repentino en el ambiente.
Los dos hacemos amago de entrar, pero se para y me deja pasar a mi primero.
- Tienes las medias rotas
Yo aprieto con fuerza los dientes, intentando con todas mis fuerzas aguantarme las lágrimas que luchan por salir.

martes, 20 de noviembre de 2012

Skyfall


Crítica:

Coincidiendo con el 50 aniversario de la saga Bond, Sam Mendes (director de películas como Camino a la Perdición o American Beauty, por la que recibió el Oscar al Mejor Director en 1999) presenta la última entrega: Skyfall. En ella, Daniel Craig vuelve a dar vida al implacable agente británico; esta es la tercera vez que interpreta este papel y ha asegurado que volverá a hacerlo en dos ocasiones más.
En el filme, el MI6 se verá amenazado por un enemigo del pasado cuyo único objetivo es vengarse de M; Bond es el más adecuado para salvarla y deberá demostrar su lealtad hacia ella al enfrentarse con un contrario hasta ahora desconocido para él: su antítesis.
Si bien este James Bond nunca pretendió ser la imagen de la perfección, en esta ocasión muestra su faceta más puramente humana; un hombre con defectos y un pasado que en parte será desvelado serán las claves para conocer un poco mejor a 007.
Mendes combina elementos clásicos del James Bond de siempre con la modernidad del mundo actual, creando una mezcla diferente y original. Javier Bardem, por su parte, pondrá cara al mal en la piel de un personaje camaleónico y peculiar que utilizará sus similitudes con Bond para ir siempre un paso por delante. Nunca se ha visto una química tal entre héroe y villano como hasta ahora.
Por otra parte, es interesante destacar la metáfora de M como madre de ambos, héroe y villano; el hijo bueno y el hijo malo. Los dos personajes están vinculados a M por algo más profundo que un contrato; en el ejemplo de Bond, una impronta que se crea inevitablemente entre una mujer que asume la función de educar a un agente huérfano con un trauma de la infancia. Tanto él como su adversario encuentran en M la figura materna, solo que la relación madre e hijo es opuesta en cada uno de los casos, resultando ser Bond el hijo pródigo. De ahí la química existente entre estos dos personajes, que encuentran en M su punto de inflexión.
En esta última película se ha podido observar un ligero cambio en lo que se refiere al peso del sexo masculino frente al femenino; las "Chicas Bond" ya no son tan merecedoras de este mote, ya que se presentan como mujeres independientes, luchadoras y, aunque en ningún caso se pueden equiparar a Bond, válidas para algo más que complacer al protagonista.
Los encargados de la banda sonora son Thomas Newman y la cantante británica Adele, quien ha dado voz al tema que comparte nombre con la película: Skyfall.
La historia tiene lugar en escenarios muy variados: desde el Londres más urbano hasta el exótico Shanghai, además de varias secuencias en Escocia. De este modo la película desarrolla sus más de dos horas de duración manteniendo la atención del espectador en todo momento.
Es inevitable encontrar cierta similitud entre el argumento de la última entrega de Batman, estrenada el pasado julio y dirigida por Christopher Nolan y Skyfall, de Sam Mendes; por lo visto, los héroes de Marvel tal y como los hemos visto hasta ahora ya no tienen cabida en esta sociedad, ahora prima el que la historia sea, dentro de lo que cabe, creíble: un héroe que no siempre gana, que a veces falla, que tiene puntos débiles. Batman ha sido de los primeros en cambiar esta visión y James Bond ahora le sigue. Ambos héroes comparten un pasado truculento, huérfanos y provenientes de una familia de cierta clase social; los dos se enfrentan a un enemigo que les desconcierta y tienen que superarse a sí mismos, empezando desde muy abajo, para salvar a su país o ciudad. Un pequeño detalle es el personaje del mayordomo o, en el caso de Skyfall, del guardés, cuyo papel en ambas películas es exactamente el mismo.
Sin perder el espíritu patriótico y manteniendo siempre una gran parte de ese charm británico que le caracteriza, James Bond vuelve a llenar los cines de todo el mundo. Cincuenta años después, la saga Bond se sigue superando.

Ficha técnica:


Director: Sam Mendes

Reino Unido, 2012

144 min.

Género: Espionaje, Acción.

Intérpretes: Daniel Craig (James Bond); Javier Bardem (Raoul Silva); Naomie Harris (Agente de campo Eve...); Judi Dench (M); Ralph Fiennes (Gareth Mallory); Bérénice Marlohe (Sevérine); Ben Whishaw (Q); Albert Finney (Kincade).

Fotos Rueda de Prensa:


Acreditación Skyfall


De drcha a izq: Los produtores Michael G. Wilson y Bárbara Broccoli; el director Sam Mendes y los actores protagonistas Daniel Craig, Javier Bardem, Naomie Harris

Daniel Craig, Javier Bardem, Naomie Harris

Es fácil reconocer la química existente entre los protagonistas

Pregunta a Daniel Craig:

¿Has the performance of this movie required a bigger personal effort than the previous ones? / ¿El rodaje de esta película le ha supuesto un esfuerzo personal mayor que el de las anteriores?



lunes, 21 de mayo de 2012

Los secretos de la Maison


La Fundación Carlos de Amberes de Madrid acoge esta semana a diez de los más exquisitos artesanos del mundo y es que la firma Hermés celebra este año su 175 cumpleaños.
La palabra Hermés va siempre de la mano de términos como <<elegancia>>, <<privilegio>> o <<exclusividad>>; para algunos, esto resulta impensable; para otros, cuyo Birkin está en lista de espera desde hace un año, resulta, más bien, inalcanzable. Para ello y con el objetivo de complacer a todos, la maison nos desvela esta semana la fórmula secreta de sus bolsos, relojes, pañuelos, porcelanas y sillas de montar; y ¡qué mejor manera que creándolos en directo!
La fundación se convierte, por tanto, en taller de artesanos del cuero, relojeros o pintores de porcelana que se ponen manos a la obra ante los ojos de cualquier espectador, realizando trabajos que han llegado a alcanzar el precio de 800.000$.
El Festival des Métiers o <<Festival de la Artesanía>> (así es como se llama), que tendrá lugar del 24 al 28 de abril en Claudio Coello 99, estará abierto gratuitamente al público.
El objetivo de este tributo al trabajo manual y a la casa Hermés, fundada en 1837, es dar a conocer las técnicas centenarias de la firma, además de ayudar a la transmisión de oficios.
Hasta la fecha, lo más deseado de Hermés son sus famosos bolsos Kelly o Birkin que, según afirman los creadores, son una adquisición para toda la vida, un objeto que no suele precisar reparaciones hasta veintiséis años después de su compra. La famosa anécdota de cómo Jean Louis Dumas (presidente de la compañía en 1984) decidió diseñar el primer bolso grande y cerrado de entonces cuando conoció a la actriz Jane Birkin en un avión, ha acompañado al complemento desde sus inicios.
Este evento es una oportunidad única que los madrileños tienen a su disposición hasta el día 28; un privilegio tanto para los admiradores de Hermés, como para cualquier persona capaz de reconocer y admirar una obra de arte.


Siento la tardanza, es época de exámenes!! Me encantó la expo, fue chulísima. Disfruté como una enana viendo hacer esos pañuelos; y qué decir del Birkin....Estaba todo fenomenal organizado y, cómo no, con mucho gusto hasta en la decoración. Fue una pena que solo durara cuatro días.
Os dejo fotos y un video. Espero que os guste!














video

martes, 17 de abril de 2012

In Vogue

Ayer, 16 de abril, los alumnos del CEU tuvimos la oportunidad de asistir a la presentación del libro In Vogue, una recolección fotográfica de la revista de moda más famosa del mundo, desde su primera publicación, hasta hoy.
Yo fui de cabeza, claro. Y, al terminar la conferencia, me compré el libro (que costaba 25 Euros por tratarse de un evento especial) y conseguí que ambos autores (Alberto Oliva y Norberto Angeletti) me lo dedicaran!! Como podréis suponer, me fui a casa dando saltos y pensé: qué mejor excusa para escribir en el blog? Así que aquí os dejo fotos del libro y mi queridísima dedicatoria. Un beso enorme!



viernes, 13 de abril de 2012

Take out the very BEST

Cada vez que alguien compra un par de zapatos de la marca Toms Shoes se envía otro par nuevo a un niño del tercer mundo.
No hay más que probar a ir un solo día sin zapatos para entender lo mucho que estos niños agradecen cada uno de ellos.
Esto es algo....como mínimo, Grande.

Qué estupendos esos vídeos en los que se ve lo mejor del ser humano.





martes, 10 de abril de 2012

Barbie for President

En plena campaña presidencial estadounidense, Mattel se lanza a por la quinta edición de su modelo <<Barbie Presidencial>>.
La muñeca, que ya cuenta con más de 130 profesiones, ha sido vestida por el diseñador Chris Benz, que no es la primera vez que diseña para la Casa Blanca, y es que entre sus trabajos previos se incluye el de vestir a Michelle Obama.
Esta nueva Barbie vestirá, cómo no, de rosa, pero con la bandera estadounidense en las solapas de la chaqueta. Con perlas al cuello y un peinado a lo Jackie Kennedy, las muñecas saldrán a la venta en cuatro diferentes modelos: caucásica, africana, hispana y asiática; todas ellas representarán al partido <<B>>.
Mattel manda un gran mensaje subliminal con la venta de esta nueva Barbie, con el fin de promover la presencia de la mujer en el ámbito político; y es que esta es la primera y única de sus muñecas que es capaz de sostenerse sobre sus dos pies.
¡Un aplauso a Mattel!